Friday, March 31, 2006

Siempre Quise ser Surrealista.

Siempre quise ser surrealista, aunque cada vez que leia a los jugadores de futbol perseguir sus sueños esfericos (sueños sin puntas ni esquinas, sueños equidistantes de su centro) me sentía subrealista. Asi que trate entonces con las palabras regaladas. Y resultaron ser una buena aproximación, pero una vez que eran regaladas me era imposible reordenarlas ya que no eran mías y ordenarlas significaba meterme con sus dueños que nunca fueron surrealistas.

Incluso trate con las palabras independientes pero ellas nunca me soportaron como jefe, ya que las obligaba a formar nuevas combinaciones y finalmente ellas tenían la ultima palabra, que por supuesto, estaba en oposicion con mis ideas.

Cansado de tanta palabrería decidí probar con los sonidos, claro -me dije- "los sonidos si pueden ser surrealistas ya que pueden presentar una realidad distinta".

Sorpresa fue la mia cuando descubri que los sonidos no surrealizan la realidad, si no que la alteran y cada vez es distinto.

Tanto me frustro estos intentos fallidos que decidi renunciar a mis aspiraciones surrealistas y decidi ser solamente realista y ver La Realidad.

Entusiasmado con mi nuevo estado realista, decidi probarlo con la realidad de una humilde mesa de madera. Y comenze a observarla: 4 largas extenciones colocadas en forma vertical, popularmente conocidas como "patas". Además de una superficie rectangular montada sobre las cuatro "patas". Justo en ese instante el hecho de llamarlas "patas" a las 4 largas extensiones colocadas en forma vertical comenzó a molestarme en mi cerebro.

Mi molestia aumento cuando investigué el material estaba del cual estaba hecha la mesa. Entonces dejé de ver la mesa como un simple objeto y comenze a verla como un horroroso c.a.d.a.v.e.r. de arbol; Como una cruel forma de reinventarlo o reagrupar las partes de su cuerpo: brazos, pies y organos internos embalsamados, popularmente conocido como pintura o barniz de color "natural" (ironico, pues de natural no tiene nada).

Fue en este punto que comprendi que nunca iba a poder ser un realista ya que mi realidad no era mi realidad absoluta, si no que ya tenia dos formas de ver La Realidad.

Profundamente frustrado mi opcion fue no ver la realidad y vivir bajo ella ignorandola, fue asi como todos me confundieron con un sub-realista.

2 Comments:

Anonymous Carolina said...

Interesnate tu manera de re observar lo que nos rodea, a fin de cuentas observar (pido prestada una definicion que lei por ahi) "no es solamente un acto visual sino un acto en el que intervienen todos los sentidos cuando es posible; supone un proceso mental. La mirada debe superar el nivel de las explicaciones espontáneas y evidentes y ver cosas distintas en lo mismo, desarrollando un espíritu de búsqueda"
Creo que me hace falta aprender a observar ya que solo se mirar

3:48 PM  
Anonymous Anonymous said...

Muy buena marcelo. Al final eso de ser realista como que no funciona mucho, uno siempre ve desde su particular perspectiva. A mi lo que me identifica es el absurdo, como dijo carlos una vez que si mi vida fuera una obra de teatro seria de teatro del absurdo. Y eso me divierte, me gusta mi realidad un poco loca y mi especial facilidad para terminar en situaciones extrañas...

Magdalena

8:02 PM  

Post a Comment

<< Home